¿QUÉ ES? ¿QUÉ QUEREMOS QUE SEA?

En el campo se pueden observar sembradíos de hortalizas: zanahorias, papas, repollo, entre otras. Los sembradíos que no ocupan espacios muy grandes se llaman huertos y los sembradíos en terrenos mucho más grandes se llaman huertas.

Queremos que nuestro huerto sea un lugar de interrelación con el medio y con las personas que formamos parte de la comunidad educativa. Un espacio para vivir, intercambiar y cultivar conocimientos, experiencias y aprendizajes.

¿CÓMO ES? ¿CÓMO QUEREMOS QUE SEA? (¿ECOLÓGICO?)

El huerto escolar, es un terreno pequeño, donde se cultivan hortalizas para consumo de la comunidad escolar y usualmente funciona en terrenos disponibles dentro de la escuela. En el huerto escolar se cultivan plantas cuyas semillas, raíces, hojas o frutos son comestibles, también árboles frutales como: limoneros, naranjos, entre otros, si existe el espacio suficiente.

Queremos que nuestro huerto sea prioritariamente ecológico. Somos conscientes de su dificultad y, por tanto iremos realizándolo poco a poco. Cambiando insecticidas y productos químicos por repelentes y otros compuestos orgánicos.

¿POR QUÉ LO HACEMOS?

En la actualidad, Madrid goza de muchos espacios verdes que propician la dispersión, el ocio y el deporte pero, creemos que cada vez existen menos espacios dedicados a la horticultura.

Creemos que el huerto escolar podría ser una herramienta valiosa para mejorar la educación  medioambiental, mejorar la calidad de la nutrición y la formación de los  niños/as y sus familias así como trabajar de forma globalizada los contenidos de  todas las áreas curriculares.